Salsa bechamel

Receta de salsas

1197

La salsa bechamel es una salsa espesa muy utilizada en la cocina para gran variedad de platos. Su origen es francés y es conocida también como salsa blanca. La salsa bechamel tiene muchas variedades pero nosotros vamos a preparar la tradicional.

Tiempo de cocinado: 20-25 minutos
Dificultad: fácil
Nº personas: 4 personas

Como hemos comentado, la salsa bechamel es una salsa muy utilizada en la cocina ya que se utiliza tanto para la preparación de gran variedad de platos como para el acompañamiento de pastas, carnes y pescados, pero sobre todo es muy utilizada para los gratinados. La salsa bechamel es una salsa base para otras muchas salsas. Los ingredientes de la salsa bechamel son pocos y solemos tenerlos siempre en la cocina. La leche y la mantequilla que utilizaremos deben estar a temperatura ambiente.

Ingredientes

  • 120 gramos de harina de trigo
  • 120 gramos de mantequilla
  • 1 litro de leche entera
  • pimienta negra molida
  • nuez moscada
  • sal

Pasos a seguir para una salsa bechamel

1Lo primero que vamos a hacer es poner la leche y la mantequilla un rato a temperatura ambiente, para no utilizarla recién sacada de la nevera. Cuando ya lleve un rato la mantequilla a temperatura ambiente, ponemos una sarten al fuego y cuando este caliente echamos la mantequilla. Lo dejamos a fuego medio para que se vaya derritiendo la mantequilla poco a poco.

2Mientras se va derritiendo la mantequilla, podemos ir tamizando la harina para quitarla todas la impurezas.  Una vez derretida la mantequilla, vamos añadiendo poco a poco la harina y con unas varillas removemos para que se vayan integrando los ingredientes. Dejamos un rato a fuego medio sin dejar de remover para que termine de hacerse.  Es muy importante que la harina este bien cocinada.

3Cuando veamos que la harina esta bien cocinada, vamos añadiendo poco a poco la leche y ponemos a fuego lento sin dejar de remover hasta que consigamos la textura que deseamos. Llegados a este punto, solo nos queda añadir la pimienta negra molida y la nuez moscada. Probamos, y si es necesario volvemos a sazonar. Importante tener en cuenta que una vez que enfrié la masa, espesará mas.

Como puedes ver, se trata de una receta fácil y rica. Si ves que tu bechamel se queda líquida, sigue cocinándola hasta conseguir la textura deseada, si queda mas espesa puedes añadir un poquito mas de leche. Si te ha gustado la receta de salsa bechamel puede visitar nuestra sección de salsas en tusmejoresplatos.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here